La importancia de
un producto PURO

La importancia de
un producto PURO

Junto a su seguridad alimentaria, biodisponibilidad y adecuada presentación que facilita la toma de la dosis recomendada (10 gramos/día), una de las mejores cualidades de COLNATUR es su condición de producto alimenticio PURO, ya que solo un producto de estas características puede ofrecer máxima confianza para una toma diaria y continuada. Esto es importante ya que, por su carácter de nutriente, el CH actúa solamente mientras se tome diariamente a la dosis recomendada, lo que implica tomarlo durante muchos años.

Aunque inicialmente pueda parecer que incorporar al colágeno hidrolizado oral (CH) substancias como ácido hialurónico, magnesio, calcio o vitaminas aumenta su eficacia, en realidad es una estrategia comercial poco recomendable ya que:

  • acido_hialuronico1. El ácido hialurónico inyectado directamente en la articulación actúa como lubricante, disminuyendo temporalmente el dolor articular. Sin embargo, los estudios no han demostrado su eficacia vía oral, a pesar de que han utilizado dosis unas 10 veces más elevadas (de 100 a 250 mg/día) que las que aportan la dosis diarias recomendadas de los complementos a base de colágeno y ácido hialurónico (entre 10 y 25 mg/día).
  • 2. Las sales de magnesio o calcio, silicio y las vitaminas se incorporan a algunos complementos supuestamente para potenciar la acción del CH pero, a diferencia de este nutriente, si se utilizan de forma indiscriminada y no para cubrir necesidades reales y concretas, pueden provocar intolerancias (vómitos, diarreas…) y también efectos secundarios adversos si se incurre en una sobredosificación. Esto es fácil si se toman diariamente y durante tiempos muy prolongados, como los requeridos por la toma de CH, puesto que, a diferencia del colágeno asimilable, muy deficitario en la dieta actual, estas sustancias se hallan suficientemente presentes en una alimentación variada.

Ver alimentos ricos en estas substancias

MAGNESIO.- Se encuentra en los frutos secos, frutas (especialmente albaricoque, dátiles, aguacate y el plátano), verduras (especialmente espinacas), cereales integrales, legumbres, cacao, chocolate, leche, carnes, pescado y aguas ricas en este mineral. La cantidad diaria necesaria para mantener una buena salud es pequeña (entre 280 y 350 miligramos totales diarios), por lo que una ración al día de estos alimentos, especialmente si son crudos, es suficiente para satisfacerla. Solo algunas personas, como las que no consumen alimentos no procesados, las que padecen alcoholismo o cirrosis hepática o que realizan grandes esfuerzos físicos, pueden requerir una suplementación adicional de este mineral.

CALCIO.- En verduras y hortalizas, leche y todo tipo de lácteos, pescado, marisco y aguas duras. Las necesidades diarias están establecidas entre 1.000 – 1.300 miligramos totales/día. Si el agua que se bebe es dura o se tiene una alimentación rica en estos alimentos, normalmente la suplementación es innecesaria, excepto para algunos grupos como: mujeres a partir de la premenopausia, personas sometidas a extirpación de tiroides o que padezcan osteopenia u osteoporosis, etc.

SILICIO ORGÁNICO.- En cereales integrales (especialmente avena y arroz), cerveza, frutas (especialmente manzana, naranja, cerezas, fresas, aguacates, plátanos, uvas y pasas), frutos secos (especialmente nueces y cacahuetes), legumbres, hortalizas (especialmente puerro, espárragos, patatas y zanahorias), semillas (especialmente de girasol y calabaza), todos los vegetales en general, además de la carne. Las aguas duras también son ricas en silicio. La mayoría de los nutricionistas coinciden en que el silicio no es un nutriente esencial, ya que la cantidad diaria recomendada, estimada entre 20 y 50 miligramos día, se consigue sobradamente con una dieta normal.

VITAMINA C.- En todas las frutas, especialmente cítricos y verduras. La dosis diaria recomendada es de 50 a 100 miligramos/día, que se alcanzan fácilmente tomando algunos de los alimentos que lo contienen (una naranja aporta unos 75 miligramos).

VITAMINA D.- La dosis diaria recomendada es de 50 microgramos. En los países poco fríos, las necesidades de esta vitamina se cubren directamente con la exposición habitual a la luz solar. En los países fríos, donde la exposición a la luz solar es más escasa, los pescados grasos (arenque, macarelo, sardinas, atún,…) son las mejores fuentes de vitamina D. También lo aportan en menor cantidad el hígado de vaca, el queso, yemas de huevo y champiñones.

fruites

Ver efectos adversos relacionados con la toma excesiva de estos nutrientes

MAGNESIO.- Diarreas, vómitos, nauseas, palpitaciones y, en cantidades elevadas, puede llegar a causar insuficiencia renal.

CALCIO.- Puede producir eructos, gases, estreñimiento o diarrea, nauseas, vómitos o dolor abdominal. En cantidades elevadas (a partir de 2.500 mg /día), problemas cardíacos por calcificación de válvulas y obturación de vasos sanguíneos.

VITAMINA C.- En dosis superiores a 2.000 mg día puede causar dolencias estomacales y diarrea, además de calambres abdominales, trastornos cardíacos y ataques agudos de gota.

VITAMINA D.- Puede producir debilidad, fatiga, somnolencia, dolor de cabeza, pérdida de apetito, sequedad y gusto metálico en la boca, náuseas, vómitos, …. En dosis elevadas, superiores a 2.500 microgramos día, hay riesgo de hipercalcemia (nivel excesivo de calcio en la sangre), depósitos de calcio en tejidos blandos como los riñones, el corazón, los pulmones y el sistema vascular.


  • 3. Algunos de estos compuestos llevan incorporados azúcares (fructosa, dextrosa, sacarosa…) para enmascarar sabores desagradables o las dificultades de disolución que ocasionan, lo cual resulta perjudicial para quienes padecen diabetes o sobrepeso, y poco conveniente para el resto de la población.

El buen aprovechamiento de la CDR de CH no requiere más vitaminas y minerales que los incluidos en una dieta equilibrada y variada. Añadir algunas sustancias a un CH, de forma indiscriminada, es una estrategia comercial que no mejora la eficacia de este nutriente y comporta un riesgo en un producto de toma diaria. Si por alguna circunstancia específica se requiere una suplementación de alguna vitamina o mineral, lo mejor es combinar la toma de COLNATUR con algún complemento específico que lo proporcione.

Además, la pureza de COLNATUR no se circunscribe al hecho de no estar mezclado con otros nutrientes o sustancias con una funcionalidad real o supuesta, sino que tampoco contiene grasas, colesterol, azúcares, edulcorantes, conservantes, colorantes, alergénicos (gluten, lactosa,…) ni ningún otro tipo de sustancia potencialmente peligrosa para el organismo.

Finalmente, y no menos importante, su obtención mediante un proceso inédito, aprobado por la EFSA (Autoridad Europea de la Seguridad Alimentaria), que no utiliza sustancias químicas, lo que evita la presencia de residuos químicos indeseables en un producto de toma diaria y continuada.

Gracias a su pureza y máxima seguridad alimentaria, COLNATUR se puede tomar diaria e indefinidamente sin que ello comporte ningún riesgo para la salud.