1
10
Fig. 2.- Distribución de PM del CH Colnatur
102
103
104
Peso molecular (Da)

Como usted sabe, el colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y el componente básico de la piel, huesos, ligamentos, tendones y cartílagos, incluidos los que protegen las articulaciones. También forma la estructura de la pared de los vasos sanguíneos, córnea ocular, dentina, encías y cuero cabelludo, así como del tejido conectivo que envuelve nuestros músculos y órganos vitales (fascias).

Como todas las proteínas, el colágeno está constituido por cadenas de aminoácidos. Pero el colágeno presenta dos características que le hacen único. En primer lugar, su composición presenta un alto contenido en los aminoácidos glicina y prolina, siendo la única proteína con las formas hidroxiladas de la prolina y la lisina.

   

 
 

Fig. 1.- Representación tridimensional de la estructura molecular de la triple hélice de colágeno.

 
 
 
Foto 1.- Fibrilla de colágeno nativo, vista al microscopio de alta resolución.
 
   

Además, el colágeno es una proteína fibrilar, con una estructura muy larga y compleja. Se forma a partir de tres cadenas, de unos 100.000 Daltons cada una (unos 1.000 aminoácidos), que se enrollan y enlazan formando las llamadas triples hélices de tropocolágeno. Estos tropocolágenos se enlazan por sus extremos, formando largas hileras que, a su vez, se alinean paralelamente, uniéndose para formar las microfibrillas, que queden estabilizadas por puentes de hidrogeno, estabilizados por las hidroxiprolinas. Estas microfibrillas también se alinean y unen en paralelo para formar las fibrillas, las cuáles hacen lo mismo, originando las fibras. Son estas fibras de colágeno las que aportan su gran resistencia y elasticidad a los tejidos que forman nuestro sistema locomotor, de sustentación y protección.

 
 
Cuando se somete el colágeno a un proceso de cocción o tratamiento con ácidos o álcalis (gelatinización), estas estructuras en paralelo se van desmontando hasta que las triples hélices se desenrollan y se rompen parcialmente dando lugar a una gelatina de un peso molecular entre 100.000 y 30.000 Daltons. El colágeno hidrolizado (CH) (llamado también hidrolizado de colágeno, gelatina hidrolizada o hidrolizado de gelatina) es un colágeno predigerido, resultante de la hidrólisis (rotura de la cadena polipeptídica en medio acuoso) del colágeno nativo. Su estructura bioquímica consiste en una mezcla de péptidos de colágeno de cadena corta, cuyos pesos moleculares se distribuyen en un gráfico en forma de campana, siendo el valor medio inferior a 5.000 Daltons. Como podremos ver en el apartado “Estudios científicos no clínicos”, este pequeño tamaño les permite atravesar la barrera intestinal, con lo que su biodisponibilidad es muy elevada.
 
 
La materia prima de los CH la constituyen tejidos con un elevado contenido en colágeno, básicamente huesos, espinas y pieles de animales de consumo humano. Industrialmente el CH se obtiene mediante procesos que, en líneas generales, consisten en: desgrasado en agua caliente, gelatinización, hidrólisis química (en soluciones fuertemente ácidas o alcalinas) o enzimática, separación del hidroxiapatito (fosfato tricálcico) si la materia prima es hueso, filtración, refinado con resinas de intercambio iónico, concentración del caldo proteico por ultrafiltración y evaporación, y secado con aire caliente.
 

En el caso concreto de Colnatur, se obtiene mediante un proceso natural (no químico), consistente en una gelatinización (separación de las cadenas alfa del tropocolágeno) por cocción con vapor de agua, seguida de una hidrólisis enzimática. La seguridad alimentaria de este proceso recibió la aprobación específica de la Autoridad Europea de la Seguridad Alimentaria (EFSA-Q-2004-085).

El CH puede presentarse en forma de líquido concentrado, con aspecto de jarabe de color ámbar o, como en el caso de Colnatur, en forma de polvo soluble, con el fin de alargar su vida útil y evitar la utilización de conservantes. También se encuentra en forma de cápsulas o grageas, pero su dosificación se dificulta ya que la actividad regenerativa del CH es dosis-dependiente y requiere una CDR de 10 gramos día, lo que implica tomar de 10 a 20 cápsulas o grageas diarias para que el tratamiento sea efectivo.

   
   
 

 

Colágeno hidrolizado (CH)